El Gambario sigue su curso y las gambitas se dedican a cuidar del musgo de java, de vez en cuando crían.

Anuncios